La gestación por sustitución

En nuestro ordenamiento jurídico no es posible la determinación de la filiación a través de la llamada gestación por sustitución debido a que el artículo 10 de la Ley de Reproducción Asistida establece la nulidad del covenio o contrato que pueda celebrarse entre la madre gestante y los interesados. También se considera que la admisibilidad del mismo sería contrario al orden público español. Sin embargo, sí es posible que la filiación se determine a través de una madre subrogada si la gestación y todo el procedimiento se ha llevado a cabo en un estado extranjero cuya legalidad lo permita y siempre que se cumplan unas garantías mínimas, no sólo legales y judiciales sino también sanitarias. En tal caso, la gestación por sustitución se constituirá ante una autoridad extranjera que, siempre que haya convalidado el convenio de gestación subrogado a través de una sentencia judicial y se hayan garantizado unos mínimos legales, dará lugar a un certificado que podrá ser inscrito, a través de la vía consular, en el Registro Civil del lugar del interesado. Por lo que, en caso de denegación por parte del Consulado, ésta podrá ser impugnada a través de recurso gubernativo ante la Dirección General de Registros y del Notariado.gestación por sustitución

Es, por tanto, primordial para conseguir inscribir un nacimiento y determinar la filiación a través de la gestación por sustitución realizada en un Estado extranjero que ésta haya sido validada a través de un procedimiento judicial que haya culminado con una sentencia judicial. Dicho procedimiento judicial servirá para garantizar y fiscalizar que la prestación del consentimiento por parte de la gestante se hizo de manera libre y voluntaria, sin vicios del consentimiento, que, por su parte, el acuerdo de voluntades y la autorización se realizaron con carácter irrevocable para ambas partes, y, que se determinó la contraprestación económica a favor de la madre gestante, amén de las garantías sanitarias.

Por tanto, si la gestación por sustitución no ha sido validada por una sentencia judicial, díficilmente podrá obtenerse la inscripción consular de dicho nacimiento y determinarse la filiación a través de dicha gestación en España, por no autorizarlo la Dirección General de Registros y del Notariado, ni siquiera en sede de recurso, en base al ordenamiento jurídico español.La única vía posible, en tales supuestos será el acogimiento y la adopción, sin perjuicio de accionar a través de la vía de la reclamación de paternidad.

Etiquetas: , ,
Esta entrada fue escrita por

Contactar para visita

Si desea asesoramiento en referencia a este artículo rellene el formulario siguiente y le contactaremos lo antes posible.