Entrega & Reflexión

Sin categoría

A continuación se transcribe el artículo publicado en la revista Arsenal Magazine

Cómo se creó iusfamilia, y en qué se diferencia respecto a otros despachos de abogados?

iusfamilia surgió y se creó a partir de la idea de crear una división de Bufete Conesa Asociados especializada en derecho de familia con la particularidad de incorporar el apoyo psicológico profesional en caso de ser requerido, para con ello tratar de ofrecer un servicio perfectamente integrado y coherente. Y es que la práctica diaria nos ha ido enseñando que muchas veces el cliente necesita no sólo un asesoramiento jurídico sino también un acompañamiento personal que va más allá de la escucha y el consejo legal. Ese acompañamiento muchas veces se traduce en la necesidad de un apoyo psicológico que queremos que sea también profesional y es ahí donde nos planteamos la incorporación de psicólogos en el equipo que puedan dar ese servicio.

El Derecho de Familia en estos últimos años ha evolucionado mucho…

Es un derecho vivo, en constante movimiento, reflejo de los cambios sociales. Así, hemos visto como se ha generalizado el divorcio como forma de disolución del matrimonio superando el criterio de la culpa en la causa de la crisis y suprimiendo la necesidad de pasar por una separación previa para divorciarse. Se ha superado el automatismo de otorgar la custodia de los hijos siempre a la madre regulando el sistema de custodia compartida, no como preferente pero sí como “preferido” siempre que se den los criterios legales y jurisprudenciales de atribución. Catalunya ha sido pionera en la regulación de muchos aspectos de derecho de familia. Fue la primera Comunidad Autónoma que reguló las parejas de hecho, la primera que reguló la Mediación Familiar, la primera en aprobar un Código Civil propio de promulgación sucesiva en el tiempo.

¿Y no hay ahora quien no se divorcia por motivos económicos?

La crisis económica está impactando en muchas familias que efectivamente en más de un caso se lo piensan dos veces antes de tomar la decisión de separar sus vidas. La dificultad para conseguir vender el piso que se tiene en copropiedad, o la imposibilidad de plantearse adquirir la mitad indivisa de la otra parte porque el banco no acepte la subrogación hipotecaria o por falta de liquidez y otros factores como los recortes salariales, la pérdida de empleo, en muchos casos, paraliza la posibilidad de materializar una separación a no ser que se cuente con ayuda externa.

Más vale un buen acuerdo que un mal pleito, se dice.

Eso desde luego, pero lo que se dice es que más vale un mal acuerdo que un buen pleito porque siempre es preferible llegar a acuerdos y más cuando se tienen hijos en común pues eso te obliga a relacionarte toda la la vida con la otra parte. El divorcio o la extinción de la pareja estable no exinguen la familia. Ahora bien, también hay que tener claro que no siempre es posible llegar a un acuerdo pues para ello las dos partes han de poner voluntad en ceder y acercar posiciones y no sólo han de estar bien asesoradas para saber poner esa voluntad sino querer hacerlo.
La ley catalana contempla la posibilidad que las partes regulen con carácter anticipado los efectos de su posible ruptura. Estos pactos específicos que pueden ser anteriores al matrimonio o constante el matrimonio se otorgan ante Notario y con una serie de cautelas que determina la ley lo cual permite aspirar a conseguir una forma de finalizar la relación de mutuo acuerdo.

Aún hay quien piensa que un buen divorcio es sacarle lo máximo al contrario.

En realidad no debería plantearse nunca en términos de ganar o perder, insisto y más cuando hay hijos. Un buen divorcio es aquel que va a permitir a las dos partes sobrellevar su vida de manera razonable y digna en la medida en que se han regulado con sentido común las relaciones económicas y personales que van a seguir manteniéndose y que no dejan de existir a pesar de la ruptura.

Una de las claves del convenio es la vivienda.

La cuestión de la vivienda es uno de los temas que suele generar controversia. Hay que decidir si se vende o se adjudica entre las partes, y/o la atribución de su uso, la duración de dicha atribución, los límites al uso y las consecuencias económicas de dicha atribución. La ley establece una serie de criterios de atribución que son los que se aplican si las partes no se ponen de acuerdo.

¿También se dan ahora menos pensiones compensatorias?

La pensión compensatoria ahora es esencialmente temporal, la ley actual permite sólo hablar de pensiones vitalicias en casos extraordinarios y es que la realidad social ha cambiado mucho y el perfil de la esposa dedicada exclusivamente al cuidado de la familia y la dirección del hogar doméstico es cada vez menos frecuente. De todas maneras se siguen otorgando pero de menos cuantía y como digo, limitadas en el tiempo.

¿Los convenios pueden también modificarse?

Siempre que haya mutuo acuerdo los pactos pueden modificarse pues la autonomía de la voluntad de las partes sólo se ve limitada por el interés del menor, es decir los pactos serán homologados siempre y cuando no resulten perjudiciales para el menor. Ahora bien, en caso de desacuerdo, los pactos contenidos en un convenio sólo van a poder cambiarse si se logra acreditar en juicio que ha habido un cambio sustancial de circunstancias, que el mismo es permanente en el tiempo y por causas ajenas a la voluntad del demandante.

¿Y la custodia compartida? ¿Hay mucha demanda?

Desde el 2011 que entró en vigor el Libro II del Código Civil de Catalunya las demandas de custodias compartidas han ido aumentado ostensiblemente. No es que antes no estuviera regulada, la ley del divorcio exprés del 2005 ya la regulaba, si bien con excepcionalidad, y con anterioridad, el Código de Familia del 98 no impedía su aplicación aunque la falta de una regulación específica dio lugar a una doctrina demasiado restrictiva. En nuestro Código Civil de Catalunya no se regula como preferente a diferencia del caso de Aragón o Valencia, sino como una modalidad óptima siempre que resulte beneficiosa para el menor. La ley establece una serie de criterios de atribución.

¿Qué opinas de la nueva reforma de la ley? ¿Algo de educativa tiene la reforma, no?

Las novedades introducidas en el Código Civil de Catalunya son el reflejo de los cambios que se han ido dando en la sociedad y por tanto son el reflejo de los cambios familiares que han dado lugar a nuevos modelos de familia. Sí se trasluce una voluntad pedagógica en la regulación de todo lo relativo a la potestad parental en que se determina que el divorcio no altera las responsabilidades de los progenitores respecto a sus hijos y se especifica qué decisiones por ejemplo deben tomar los progenitores de mutuo acuerdo sea cuál sea el modelo de custodia, lo cual ha ayudado en muchos casos a entender mejor qué implica tener la custodia de los menores con carácter exclusivo y con carácter compartido.

Eres asesora legal y emocional…

El abogado de familia ha de escuchar y dar apoyo al cliente para dar solución a su situación de ruptura de la forma más serena posible. Muchas veces el cliente te llama para que le resuelvas el conflicto que ha tenido ese día con su ex pareja o para saber cómo ha de actuar o contestar en una discusión por diferencia de criterios con respecto a los hijos o cualquier otra cuestión que le angustia y no sabe gestionar. Busca apoyo legal pero a veces no sólo es el consejo estricto lo que necesita sino que se les escuche y se les comprenda para poder obtener respuesta a aquéllo que les preocupa.

¿Tus casos son tratados desde una perspectiva más humana?

Humana y con sentido común. Tratamos sobre la vida de las personas y en un momento que para ellas es crítico donde se conjugan muchas cuestiones, no sólo económicas, sino personales, emocionales, psicológicas e íntimas de su vida privada y social también.

¿Lo ideal sería llegar siempre al común acuerdo, no?

Pactar siempre resulta más plácido pero forzar un pacto no es el mejor camino pues puede acabar traduciéndose en contienda judicial. Por tanto, siempre que sea posible pactemos pero cuando las posiciones son irreconciliables o demasiado encontradas el mutuo acuerdo está fuera de órbita.

¿En iusfamilia tenéis un departamento exclusivo para la Tercera Edad, en qué consiste?

Buscamos ofrecer un apoyo legal que se adapte a necesidades más concretas y específicas de la tercera edad que puede abarcar todos los ámbitos de su especificidad e ir más allá, como por ejemplo servicios a domicilio para aquellas personas con dificultades, desplazándonos al domicilio del cliente si es necesario para la confección de un testamento, un documento de últimas voluntades o lo que sea preciso.

¿Si tuvieras que definirte, cómo lo harías?

Como alguien que cree en su trabajo y que entiende la profesión como un servicio y la vive con vocación y convencimiento con todo lo que eso implica en cuanto a entrega, estudio y refl exión constante.

Entrega & Reflexión
Rate this post
Esta entrada fue escrita por
Fatal error: Class 'socializeWP' not found in /usr/home/iusfamilia.com/web/wp-content/themes/iusfamilia/functions.php on line 189