El proceso de nulidad canónica

Sin categoría

Existe la creencia de que sólo pagando puede obtenerse una sentencia de la Rota que anule el matrimonio celebrado por la Iglesia. Sin embargo ello no es así. Para empezar sólo va a poderse obtener la nulidad eclesiástica del matrimonio cuando concurran los presupuestos predeterminados por el Código Canónico. Y en segundo lugar, existe la posibilidad de acceder a los Tribunales de la Iglesia también a través del turno de oficio amparándose en el denominado “beneficio de gratuito patrocinio” para aquellos interesados cuyos ingresos no superen unos límites concretos.

Se ha de partir de la base de que la unidad y la indisolubilidad son propiedades esenciales del matrimonio canónico. Dichas propiedades esenciales junto con la forma en cómo se prestó el consentimiento para contraer matrimonio son los ejes sobre los que pivota el análisis de si concurre o no causa de nulidad canónica.abogados para nulidades matrimoniales

Así, fundamentalmente el matrimonio será nulo si no hubo consentimiento o éste estuvo viciado desde el inicio, o si existió algún impedimento de los tasados en el Código Canónico o finalmente si hubo defecto de forma respecto a la celebración del matrimonio.

Por tanto, según el Código Canónico, el matrimonio canónico será nulo:

A.- Por existencia de impedimento, es decir, si concurre alguno de los siguientes presupuestos

  • Minoría de edad
  • Impotencia
  • Vínculo preexistente
  • Disparidad de culto
  • Órdenes Sagradas
  • Voto público perpetuo
  • Rapto
  • Crimen
  • Consanguinidad
  • Afinidad
  • Honestidad Pública
  • Parentesco Legal.

B.- Por defecto de consentimiento

B.1.-Por defecto de acto volitivo, es decir:

  • Simulación por exclusión de la prole, por exclusión de la fidelidad, o por exclusión de la indisolubilidad
  • Condición
  • Plazo

B.2.- Por defecto del acto cognoscitivo, es decir:

  • Incapacidad por carencia de suficiente uso de razón
  • Incapacidad por grave defecto de discreción de juicio
  • Incapacidad para asumir las obligaciones esenciales del matrimonio
  • Error
  • Ignorancia

De todos ellos, los más invocados son el grave defecto de discreción de juicio e incapacidad para asumir las obligaciones esenciales del matrimonio, simulación parcial por exclusión de la prole, por exclusión de fidelidad o por exclusión de indisolubilidad.

El proceso se inicia con una demanda en la que se expondrán pormenorizadamente la posible causa/causas de nulidad canónica. Presentada y constituido el Tribunal que va a tramitar la causa se dicta el Decreto de admisión y citación a juicio. Una vez citado, el demandado puede ser que adopte una postura pasiva y no conteste ni comparezca , en cuyo caso continuará la causa sin él hasta la sentencia. Ahora bien, puede adoptar una actitud activa y comparecer para contestar la demanda o bien allanarse sometiéndose a la justicia del Tribunal. A continuación, el Tribunal formula el Dubio en el Decreto de Litiscontestación y Prueba. El Dubio concretará por qué capítulos se plantea la nulidad. Si no se impugna se abre el periodo probatorio, transcurrido el cual se abre el de conclusiones y a continuación la sentencia. La sentencia de nulidad se obtendrá si se ha logrado probar la existencia de una causa de nulidad con total certeza. Dicha sentencia habrá de ser confirmada en segunda instancia para que sea firme.

El proceso de nulidad canónica
Rate this post
Esta entrada fue escrita por
Fatal error: Class 'socializeWP' not found in /usr/home/iusfamilia.com/web/wp-content/themes/iusfamilia/functions.php on line 189