El patrimonio protegido

El llamado “patrimonio protegido” es un término que se utiliza para referirse a la afectación que una persona hace de unos bienes a fin de satisfacer las necesidades vitales de otra persona que se encuentra en situación de necesidad por su estado de salud. Se constituye por ESCRITURA PÚBLICA (art. 227 CCC) y es el conjunto de bienes que se pueden vincular o afectar a las necesidades vitales de los beneficiarios, los cuales han de encontrarse en alguna de las siguientes situaciones patrimonio protegido

  1. grado de dependencia II o III
  2. o bien, tener una discapacidad física o psíquica igual o superior al 65%
  3. o bien, tener una discapacidad psíquica igual o superior al 33%.

Este patrimonio no responderá de las deudas de la persona beneficiaria ni del constituyente. Tampoco tiene una titularidad personal. Se configura como un patrimonio fiduciario. Requiere el consentimiento del beneficiario o su representante legal.

Es inscribible en el Registro de Bienes Protegidos.

Su tratamiento fiscal es el mismo que el que prevé la ley estatal, Ley 41/2003, de 18 de noviembre dadas las analogías existentes entre la regulación catalana y la estatal ( a pesar de las diferencias en cuanto a régimen, constitución y caracterización).

Etiquetas:
Esta entrada fue escrita por

Contactar para visita

Si desea asesoramiento en referencia a este artículo rellene el formulario siguiente y le contactaremos lo antes posible.