El asistente

El artículo 226-1 del Código Civil Catalán (CCC) regula la posibilidad de nombrar a un asistente en los casos en que la persona mayor de edad lo necesite para la defensa de su persona o bienes ante la disminución NO INCAPACITADORA de sus facultades físicas o psíquicas. En este caso hay que acudir al Juez, no al Notario, e iniciar un procedimiento de jurisdicción voluntaria, y no de incapacitación. Será la resolución judicial la que delitmitará las facultades del asistente. Se inscribe en el Registro Civil.

La ley ha dado un paso más, y prevé situaciones reales en que la persona no está en plenas facultades para regir su persona o bienes pero no lo está hasta el punto de invalidarla por completo y sacarla de la vida civil.

El asistente y el apoderado son dos vías útiles, ágiles y muy prácticas que, creo, vamos a poder recomendar en muchos casos.

Esta entrada fue escrita por

Contactar para visita

Si desea asesoramiento en referencia a este artículo rellene el formulario siguiente y le contactaremos lo antes posible.