Separaciones y Divorcios

Sin categoría

¿Qué es el Divorcio Exprés? ¿En qué se diferencia la Separación del Divorcio? ¿Qué es necesario para divorciarse?. Artículo de iusfamilia (abogados en Barcelona expertos en separaciones y divorcios):

Como abogados en Barcelona expertos en separaciones y divorcios, podemos asegurar que a pesar que la Ley ha hecho más fácil su tramitación, es necesario contratar a un experto que lo canalice adecuadamente. Por ejemplo, la ley 15/2005, de 8 de julio por la que se modificó el Código Civil y la Ley de Enjuiciamiento Civil en materia de separación y divorcio, introdujo en nuestra legislación el llamado “divorcio exprés”.

Anterior a dicha reforma nuestro sistema legal, partiendo de la consideración del derecho a contraer matrimonio como un derecho constitucional, cuyo ejercicio daba lugar a una relación jurídica disoluble por las causas legalmente tasadas, concebía el divorcio como último recurso al que podían acceder los consortes, siempre que se pudiera justificar la presencia de una causa legal, cuando tras un proceso de separación resultaba evidente la imposibilidad de la reconciliación.

Sin embargo, a la luz de la reforma legal, prima la libertad de la persona como principio inspirador de una nueva manera de entender el derecho a permanecer casado y, por tanto, también, del derecho al divorcio, de manera que se abre la vía para que el divorcio sea libre sin la necesidad de vincularlo a causa legal alguna. Es más, ni siquiera se precisa una previa situación de separación. Es ahí donde nace el “divorcio exprés” en que sólo basta la voluntad de una de las partes para acceder al divorcio sin más.divorcio express

Así, a pesar de que puede obtenerse el divorcio de forma rápida sin tener que demostrar la concurrencia de causa alguna y sin tener que pasar por una separación previa, lo cierto es que tras la reforma legal siguen coexistiendo ambas instituciones bien diferenciadas de manera que las partes pueden o bien separarse o bien divorciarse, o bien separarse y luego divorciarse.

Si optan por la separación matrimonial o de hecho, su vínculo matrimonial no se disolverá todavía por lo que si se arrepienten y quieren revocar su separación y reanudar la convivencia deberán presentar en el Juzgado la reconciliación a fin y efecto que su sentencia de separación matrimonial pierda efecto legal y su matrimonio recobre su vigencia.

Si por el contrario, optan por el divorcio, la sentencia de divorcio provocará la disolución de su vínculo matrimonial y si luego las partes se retractan y quieren revocar los efectos de su divorcio no les quedará más remedio que volver a casarse, puesto que el divorcio determinó la disolución de su matrimonio.

En ambos casos, para la interposición de la demanda de separación o divorcio sólo se requiere que hayan transcurrido tres meses desde la celebración del matrimonio salvo que se justifique la necesidad de interponer la demanda con anterioridad por así requerirlo el interés de los hijos o del cónyuge demandante. Así, no será preciso el transcurso de este plazo para interposición de la demanda cuando se acredite la existencia de un riesgo para la vida, la integridad física, la libertad, la integridad moral o la libertad o indemnidad sexual del cónyuge demandante o de los hijos de ambos o de cualquiera de los miembros del matrimonio.

A la demanda se acompañará la propuesta fundada de medidas que hayan de regular los efectos derivados de la separación o el divorcio.

También se prevé que ambas partes soliciten de mutuo acuerdo la separación o el divorcio. Tan sólo se requiere que entre la celebración del matrimonio y la solicitud de separación o de divorcio hayan transcurrido tres meses y además que junto a la demanda se acompañe la propuesta de convenio regulador y el plan de parentalidad, éste último si se trata de un divorcio con hijos menores de edad. De ahí que en ambos casos hablemos de separación o divorcio exprés.

Es por ello que con la nueva regulación vigente hoy en día, el divorcio puede obtenerse de una forma rápida sin tener que pasar ni por un período previo de separación y ni por la demostración de causa alguna que legitime la solicitud del mismo, bastando el mero deseo a no seguir casado con la otra persona. Ahora bien, en la medida que haya acuerdo o no entre los consortes, el proceso de divorcio será más o menos ágil, pues en caso de no existir acuerdo, el grado de contenciosidad entre las partes y los efectos del divorcio determinarán el alcance de la mayor o menor agilidad en su tramitación efectiva.

En www.iusfamilia.com somos abogados en Barcelona expertos en separaciones y divorcios. Si necesita ayuda no dude en contactar.

 

Separaciones y Divorcios
Rate this post
Esta entrada fue escrita por
Fatal error: Class 'socializeWP' not found in /usr/home/iusfamilia.com/web/wp-content/themes/iusfamilia/functions.php on line 189