De “acuerdos prematrimoniales” a “acuerdos amistosos de separación”

Los acuerdos en previsión de una ruptura matrimonial se regulan por primera vez en el Libro Segundo del Código Civil de Cataluña bajo la denominación de “acuerdos amistosos de separación”. También pueden otorgarse con posterioridad a la ruptura de la convivencia, y, siempre que no formen parte de una propuesta de convenio regulador vinculan igualmente a los cónyuges.Se han de otorgar siempre en ESCRITURA PÚBLICA. Es decir, que habremos de pasar siempre por el Notario.
Como digo, la regulación de los mismos se encuentra de forma novedosa en el mencionado Libro Segundo de Código Civil de Cataluña, ya aprobado pero no operativo hasta enero de 2011.acuerdos amistosos de separación

Me parece destacable que se establezca la posibilidad de revocar dichos acuerdos, con posterioridad a la convivencia, por parte de aquel cónyuge que hubiera suscrito los mismos sin contar con un abogado que le asesorara a él en particular. Lo sorprendente son los plazos que se marcan para poder revocarlos: tres meses desde su otorgamiento y como máximo, hasta el momento de la contestación de la demanda, o en su caso, de la reconvención.

Es una llamada a la posibilidad de solucionar los posibles conflictos que puedan originarse en caso de ruptura, cuando las partes, todavía, se entienden, y se respetan. Es por tanto, una medida preventiva interesante que, todavía, no hemos implantado demasiado en nuestra práctica pero que vale la pena tener en consideración y recomendar su adopción, y más, ahora, que a partir de enero de 2011 contará con una regulación propia, aunque algo peregrina.

Etiquetas:
Esta entrada fue escrita por

Contactar para visita

Si desea asesoramiento en referencia a este artículo rellene el formulario siguiente y le contactaremos lo antes posible.